Una persona es alcohólica cuando crea una dependencia de este elemento que forma parte intrínseca en su vida cotidiana. Ser alcohólico no significa beber todos los días, ya que hay alcohólicos que desarrollan esta adicción intermitentemente, es decir, beben los fines de semana de manera descontrolada, al salir de trabajar se tienen que tomar una copa prioritariamente, etc…

El alcoholismo se puede tratar acudiendo o formando parte de una terapia adecuada como alcohólicos anónimos o la visita a un psicólogo que esté especializado o sepa tratar a pacientes con este padecimiento. Se puede liberar de la dependencia que crea el alcohol sin ninguna duda, pero es un proceso en ocasiones lento y en el que suelen existir recaídas. Lo ideal es acudir a un especialista en terapias conductuales para deshabituarse de la dependencia del alcohol y volver a unas pautas de conducta normales.ebc19b1ebc689e97f18b6c84 640 help 300x211 Tratamiento contra el alcoholismo

Los pasos para que una persona se rehabilite del alcoholismo son los siguientes:

  • En primer lugar el alcohólico ha de reconocer que tiene un problema, ya que por lo general los alcohólicos tienden a negar que lo son, por lo que ellos creen no necesitar tratamiento y que beben porque quieren y no porque tengan una adicción. Si queremos ayudarlos debemos hablar con ellos cuando están sobrios ya que en el momento que están ebrios pueden levantar ciertos mecanismos de defensa que posteriormente activarán siempre cuando estemos alrededor, ellos deben ser los que quieran ser ayudados, es ahí cuando podremos ayudarlos.
  • El segundo punto es el momento en el que la persona se presta a desintoxicarse, aquí tendremos que controlar la entrada de alcohol en casa, además deberemos armarnos de paciencia por los efectos que pueda causar el síndrome de abstinencia en esta persona. El periodo inicial de la desintoxicación, cuando peor lo pasará serán durante la primera y la segunda semana, y debido a los síntomas pueden aparecer problemas físicos asociados a la eliminación del consumo de alcohol.
    Por ello es importante el control médico y los análisis para que esta persona se mantenga sana y pueda enfrentarse a su problema con más fuerza.
  • El tercer punto será cuando la persona esté preparada para unirse a un programa de rehabilitación como alcohólicos anónimos, ya que tanto por voluntad propia como con ayuda de otros, la persona podrá ayudarse a sí misma y ser ayudada por otros bajo las mismas circunstancias.
  • En último lugar, y una vez que la persona se ha acomodado en la rehabilitación, sigue los consejos, se mantiene firme con su decisión de mantenerse abstemio, se puede comenzar una terapia a la que se le suele llamar “terapia del asco o repugnancia” hacia el alcohol, fomentando así que la persona tenga un rechazo hacia este líquido y con ello que consiga más fácilmente dejar el alcohol y no volver a recaer, ya que es tan importante salir del alcohol como mantenerse lejos de él y no volver a tener una recaída.

Además, para casos extremos se utilizan una serie de drogas que el paciente debe tomar que en contacto con el alcohol producen unos efectos secundarios muy desagradables, aún 2 semanas después de haberlos tomado, y es de esta manera, si ninguna otra funciona, en la que los alcohólicos comienzan a generar rechazo por esta sustancia, para no volver a tomarla nunca más.

Existen muchas maneras de dejar de beber, pero cuando una persona tiene un problema de alcoholismo va a necesitar mucho apoyo de sus seres allegados, y esto es por lo que es una enfermedad que suele padecer de una u otra manera toda la familia.